Rotura tendón de aquiles

Aquiles.png

El tendón de aquiles es la fibra  más fuerte del cuerpo, que permite el impulso de éste  durante la caminata. Sin embargo se puede romper en casos de enfermedades crónicas del tendón, sedentarismo prolongado o ejercicios intensos intermitentes. Cuando se rompe, clasicamente se describe un ruido tipo piedrazo asociado a dolor en el tobillo. Esto habitualmente ocurre durante alguna actividad deportiva.

Medidas que protegen y fortalecen el tendón son ejercicio regular. Además de evitar: el tabaquismo, el sobrepeso y el sedentarismo.

La rotura del tendón de aquiles sucede a cualquier edad, siendo algo más prevalente en hombres entre los 30 a 50 años.

 

Tratamiento:

El tratamiento puede ser no quirúrgico (conservador) o quirúrgico. No operar se recomienda para pacientes sedentarios, sin actividad física y que tienen alguna limitación en su movilidad. La cirugía, en cambio,  es lo ideal para pacientes activos, ya que logra una recuperación más rápida y posibilidades de volver a reintegrarse deportivamente.